Entradas

¿Vives la Palabra?

Cuando se vive el evangelio, se sufre. Es normal padecer como cristiano y quien no sufre por causa de la Palabra está muerto, muerto en vida. En primer lugar, sufrimos cuando nos rechazan, nos discriminan la sociedad y hasta nuestra propia familia nos confrontan ‘’Hermanos míos no os extrañeis si el mundo os aborrece’’ 1 Juan 3:13. Segundo, empezamos a padecer pruebas, adversidades, necesidad, pero el consolador, el Espíritu Santo, es el que nos consuela y nos alienta. Y tercero confrontamos ataques directos del enemigo por medio de la brujería, sin embargo vivir la Palabra de Cristo Jesús es un privilegio, es una bendición.
La Palabra de Dios, cuando la obedecemos nos enseña la sabiduría, los dones espirituales y virtudes, nos hacen mejores personas para con Dios y para la sociedad (somos de buen testimonio). El que vive la Palabra tiene que tener amor por Dios, porque por el ‘’Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta’’ 1 Corintios 13:7
Quién vive y sufre por la Pal…

No dejes el bien para mañana... ¡Lo puedes hacer hoy!

No te niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres para hacerlo. no digas a tu prójimo: anda, y vuelve, y mañana te daré, cuando tienes contigo que darle. Proverbio 3: 27-28.

Le damos gracias a nuestro amado Señor Jesucristo, por darnos la vida, la protección, el sustento, le damos graciasque por su amor y su misericordia, nos ha redimido con su sangre preciosa y ahora somos nuevas criaturas. y como nuevas criaturas, y guíados bajo la dirección del espíritu santo, para poner en obra la justicia, la paz y el gozo en nuestras vidas, así como también otras virtudes. es por eso que vamos a resaltar hoy algunas de esas virtudes o dones muy indispensables, que debe y necesita tener un creyente, para vivir en integridad y en armonía en Cristo.

No te niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres para hacerlo.

Hay que resaltar una sóla palabra en esta cita y es la generosidad. La generosidad es una cualidad muy indispensable y nosotros, el pueblo de dios, debemos de ten…

"Arrepentíos y convertíos ante el Padre Celestial"

‘‘Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad’’ 1 Juan 1:9 El mensaje de hoy, se titula ‘Arrepentíos y convertíos ante el Padre Celestial’ hermanos es evidente que estamos expuestos a muchas cosas del mundo que nos tentan: los jóvenes, los adultos, los ancianos (todos nosotros) estamos expuestos a las vanidades, deseos carnales, a todas las cosas del mundo que inducen al pecado. En (Efesios 6:10) nos habla que debemos vestirnos de toda la armadura de Dios, de toda su protección, ceñirnos nuestros lomos con la verdad, y vestirnos con la coraza de justicia, tomando el escudo de la fe, orando en todo tiempo para resistir toda asechanza del diablo, pero ¿qué pasa si hay alguien que no está vestido de la armadura de Dios? ¿Aquel que está desprotegido y descuidado? O ¿aquél que le falte una de éstas armas? ¡Está expuesto al peligro! ¡Al peligro de muerte! Hermanos no debemos permitir que nuestra búsqueda de Dios se apacigüe, y…